El descanso del bebé es un aspecto muy importante a tener en cuenta, ya que contribuye enormemente al correcto desarrollo del niño, tanto físico como intelectual, y un buen colchón de cuna es básico para este fin.

Es por ello que, desde Maternis, os recomendamos que no os planteéis la compra del colchón de cuna como “un producto más”, sinó como uno de los productos que más horas usará vuestro bebé (¡entre 12 y 15 horas al día!), durante un período prolongado (alrededor de 2-3 años) y que influirá en gran medida en la calidad de su descanso.

El colchón es uno de los productos que  más horas usará el bebé (entre 12 y 15 al día), su correcta elección es importante y hay que dedicarle la importancia que merece.

A continuación repasamos las características básicas que consideramos que todo colchón de cuna debe cumplir para garantizar el mejor descanso al bebé.

Los 3 requisitos básicos del colchón de cuna

1) Transpirabilidad

Se recomienda que el colchón sea lo más transpirable posible, evitando la concentración de CO2, favoreciendo la circulación de aire en el entorno del bebé y reduciendo así el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SDMSL)

En el mercado existen colchones que incorporan avanzadas tecnologías, como la malla 3D y el núcleo perforado, que garantizan una óptima aireación.

Transpirable

Un colchón de cuna transpirable, permite además una más rápida evacuación de la humedad, tanto en los casos en los que el colchón se moje accidentalmente, como en los casos de ambientes húmedos.

También ayuda a evitar el sobrecalentamiento, contribuyendo al confort del bebé, sobretodo en los meses más calurosos.

La transpirabilidad ayuda a mantener un colchón de cuna limpio, aireado y sin temperaturas elevadas, por lo que cuanto más transpirable sea un colchón, más higiénico será.

2) Seguridad

Para cumplir con la normativa en seguridad, entre otras cosas, el colchón debe de ajustarse perfectamente a la cuna, evitando que queden huecos entre el colchón y los laterales de la cuna. De este modo, se evita que el cuerpo del bebé o su cabecita pudieran quedar atrapados, con el consiguiente riesgo de asfixia.

Por ello, es importante que conozcáis la medida de colchón que el fabricante recomienda para vuestra cuna en concreto.

Algunos colchones del mercado incorporan además, un refuerzo alrededor de todo el perímetro del colchón, que hace que los bordes del colchón sean más firmes, ayudando a mantener al bebé en el centro del colchón, ya que no ceden con el peso del niño en caso de acercarse a los laterales de la cuna.

Refuerzo lateral colchón cuna

Un colchón que se ajusta bien a la cuna, y con refuerzo perimetral, ayuda a reducir el riesgo de que el bebé pueda quedar atrapado entre el colchón y la cuna, reduciendo así el riesgo de asfixia por esa causa.

En materia de seguridad, es también muy importante que todos los materiales (textiles, espumas, etc.) con los que está fabricado el colchón hayan obtenido las certificaciones pertinentes conforme no presentan ningún riesgo ni son nocivos para el bebé.

3) Comodidad y confort

No hay que perder de vista que, además de la higiene y la seguridad, el colchón debe de ser cómodo para nuestro bebé y que así el descanso sea óptimo.

Colchon cuna bebé Maternis

Un colchón excesivamente duro o a la inversa, uno demasiado blando que no sostiene bien al bebé, pueden resultarle incómodos, además de no contribuir correctamnte a su desarollo.

Os recomendamos que escojáis un colchón que combine al mismo tiempo un cierto grado de firmeza con la  adaptabilidad de los materiales al cuerpo del bebé: que le sostenga correctamente, pero con la máxima suavidad y sin presionar su cuerpo.

En la búsqueda de una firmeza y adaptabilidad óptimos, existen en el mercado los colchones de 2 etapas:

– Una cara del colchón, ligeramente más blanda, pensada para a la 1ª etapa (de 0 a 6 meses) que ayuda a prevenir la plagiocefálea (síndrome de la cabeza plana) al reducir la presión del colchón sobre el bebé.

– La otra cara del colchón, más firme, correspode a la 2ª etapa (a partir de los 6 meses) para sostener mejor al bebé, cuyo peso ya es mayor.

Tipos de colchones de cuna

Existen varios tipos de colchones, en función de los materiales con los que están fabricados: colchones de Látex, Viscoelástica, Fibra de coco, Muelles, Muelles ensacados…

A continuación os detallamos las características de los distintos colchones de la marca My Baby Mattress, que se caracterizan por sus altos estándares de calidad y confort para el bebé.

Analizaremos los distintos tipos de colchón, en función de los materiales usados en su fabricación, así como las ventajas de cada uno de ellos para el bebé.

Todos ellos los encontraréis en nuestra tienda, en stock permanente, y en línea con nuestro esfuerzo por disponer siempre los mejores productos para vuestros peques 🙂

1) Colchón de Látex

El látex es un material natural que se fabrica a partir de la resina del árbol del caucho. Contribuye a que la temperatura del bebé se mantenga estable, al ser un material resistente a los cambios de las condiciones ambientales.

Material colchón cuna látex Maternis

Su estructura de micro alvéolos de miles de celdas abiertas unido a sus múltiples perforaciones lo convierten en un núcleo altamente transpirable.

Su flexibilidad y adaptabilidad garantizan un sostén anatómico perfecto ya que sigue las formas y acompaña los movimientos.

Al tratarse de un material natural, el látex requiere de algunos cuidados especiales para evitar que el colchón se deteriore:

– Debe usarse sobre somier de láminas o tablón perforado para permitir una ventilación constante del colchón.

Airear el colchón 1 vez al mes, dejándolo sin fundas y sábanas, durante 10-15 minutos

– Darle la vuelta 1 vez al mes (ponerlo por la otra cara) para que el material recupere todas sus propiedades. Puede hacerse el mismo día que lo aireéis, así es más cómodo y se hace todo a la vez 😉

Colchón cuna látex Maternis

2) Colchón de Viscoelástica

La Viscoelástica es un material sintético altamente transpirable, que se adapta al cuerpo del bebé aliviando las presiones y reduciendo su agitación durante el sueño.

Material colchón cuna viscoelástica Maternis

El colchón de viscolástica de 2 etapas de The Baby Mattress, incorpora una capa de Viscoelástica Innogel® que contiene un alto grado de partículas de gel de alta densidad que retrasan la absorción de calor, creando un entorno de descanso óptimo, pues evacua la humedad y mantiene un grado adecuado de oxigenación.

Para la Etapa-1 (como se ve en la imagen inferior) la capa de viscoelástica es más blanda, para evitar al máximo las presiones y prevenir la plagiocefalia (síndrome de la cabeza plana). En la Etapa-2 (la otra cara del colchón) la capa de viscoelástica es más consistente, aportando así un grado mayor de firmeza a partir de los 6 meses de edad del bebé.

El núcleo está formado de HR Aquapur®, una espuma formada por miles de microporos que favorecen la circulación del aire.

Posee un refuerzo perimetral para mantener al bebé en el centro del colchón y evitar que quede atrapado entre el colchón y los laterales de la cuna.

Colchón cuna viscoelástica Maternis

Otro modelo de colchón de viscoelástica de The Baby Mattress, también con refuerzo perimetral, combina la Viscoelástica Innogel®, la espuma microperforada HR Aquapur® y el Sistema Viscoelástico Nucol®.

El Sistema Viscoelástico Nucol®, gracias a estar constituido por bloques, ofrece un gran nivel de transpiración y adaptabilidad, a la vez que aporta la resistencia necesaria para que el reparto de peso del bebé se produzca de manera uniforme.

Colchón cuna viscoelástica núcol Maternis

3) Colchón de Fibra de Coco

La fibra de Coco es un material 100% natural y ecológico. Proporciona una transpiración y aireación óptimas. Además no retiene humedad y es antiácaros de manera natural.

Material colchón cuna fibra de coco Maternis

La fibra de coco posee una gran resistencia, elasticidad, propiedades de aislamiento y es hipoalergénico.

My Baby Mattress es el primer fabricante español en utilizar la fibra de coco natural con todos los certificados, garantizando así la calidad del material y la ausencia de elementos nocivos.

La funda exterior en tejido Stretch bamboo hace que este colchón sea altamente transpirable, y la capa de Viscoelástica Innogel® con partículas de gel de alta densidad, retrasa la absorción de calor, mantiene un grado adecuado de oxigenación y evacua la humedad.

Colchón cuna fibra de coco Maternis

4) Colchón de Muelles Bonell

Los muelles bicónicos Bonell son muelles independientes fabricados en acero de carbono en forma de reloj de arena, unidos entre si por hilos de acero.

Material colchón cuna muelles Bonell Maternis

El colchón de muelles Bonell de The Baby Mattress proporciona una magnífica combinación de flexibilidad y firmeza, además de su alta estabilidad.

El núcleo de muelle Bonell posee la firmeza óptima para el bebé. Además, crea una cámara de aire en el núcleo del colchón, favoreciendo la transpiración del mismo.

Posee un refuerzo perimetral para mantener al bebé en el centro del colchón y evitar que quede atrapado entre el colchón y los laterales de la cuna.

Tiene un plus de confort, puesto que tiene una cara de tejido 3D transpirable para las épocas de verano, y una cara con tejido de invierno para mantener mejor el calor en las noches más frías.

Colchón cuna muelles Maternis

5) Colchón de Muelles ensacados

El sistema de muelles ensacados de My Baby Mattress es el Spring Sac®, y utiliza muelles ensacados por filas individualmente.

Material colchón cuna muelles ensacados Maternis

Al tratarse de muelles ensacados individualmente, cada elemento es independiente y flexible, por lo que la adaptación anatómica al cuerpo del bebé es óptima.

La bolsa para cada muelle es de un material fino y resistente que permite una mayor circulación del aire, lo que aporta regulación climática reduciendo el riesgo de acumulación de CO2.

El sistema de muelles ensacados se adapta al bebé reduciendo los puntos de presión pues cada muelle funciona por separado según la presión que se ejerza sobre él.

Colchón cuna muelles ensacados Maternis

Y aquí termina este post. Bastantes datos técnicos por hoy 😉 Esperamos que os haya servido para conocer un poco más el mundo de los colchones para bebé, y todas las opciones que tenéis para que su descanso sea de la mejor calidad posible.

Os esperamos en nuestra tienda, a 10 minutos de Barcelona, donde podréis ver al natural cada uno de los colchones, y donde tenemos stock permanente de todos ellos.

Hasta el próximo post! Y si queréis estar al día de todas las novedades en productos para Bebés, os esperamos en Instagram (@maternis_bcn)

Cruz